Nico

Nico-16-10-07

No se mucho sobre ella. Se que antes de cambiarse el nombre por el de Nico, era conocida como Christa Päffgen, que nació en Alemania y que su vida (como sus canciones) nos ilumina con una triste luz. Berlín, París, Roma o Nueva York fueron las ciudades en las que desarrolló su carrera como modelo, actriz, y cantante. “Si existe una belleza universal que sea incuestionable, Nico la posee” dijo el artista y poeta asociado a la “Factory”, Gerard Malanga. Warhol se encaprichó por ella, la convirtió en musa y forzó (afortunadamente) su participación en el primer y alucinante disco de “The Velvet Underground”. La misma Nico que bailó en “La Dolce Vita”, siguió bailando durante los años sesenta a lo largo de una cuerda cada vez más floja: herida por el villano Alain Delon (con quien tuvo un hijo), pasó de los brazos de Brian Jones a los de Bob Dylan de los de Jim Morrison a los de Lou Reed, etc. Heridas sin cicatrizar purgadas en discos como “Chelsea Girl”, “The Marble Index”, “Desertshore”, etc. Lo terrenal y lo trascendental, lo popular y la vanguardia, coordenadas que ayudan a situar su discografía de la mano nada menos que de John Cale, Brian Eno o Kevin Ayers. A pesar de la adicción, no fue la heroína lo que acabó con la vida de Nico: en el verano de 1988 sufrió un ataque cardíaco y se cayó de la bicicleta que conducía. El golpe en la cabeza fue mortal, agonizó en una carretera de Ibiza. Tenía 50 años. Se encuentra enterrada en Berlín.

junio 9, 2009. Mujeres que me gustan, Rumpelstilzchen. 3 comentarios.

Zelda Sayre Fitzgerald

Zelda

Debieron ser una pareja fascinante. Francis y ella se conocieron en Montgomery, capital del estado de Alabama, y ciudad natal de la propia Zelda Sayre,  (su nombre de soltera). No tardaron en casarse. En 1920 ya eran marido y mujer (jovencísimos). Un matrimonio que de manera ejemplar representó, como si de un mito griego se tratase, el ascenso a lo más alto y su posterior y fulminante caída. Debía ser una “celebridad” local cuando les presentaron, hija de un prominente juez, rica, bella y rebelde. El también era famosillo, había publicado relatos en prensa y andaba pergeñando “This Side of Paradise” la novelita que le hizo inmediatamente famoso. Se instalaron en Nueva York, y fue en esta ciudad donde comenzó el derroche, ella en el papel de perfecta “flapper”, una pareja divina y talentosa que salía en la revistas, que daban una fiestas de morirse con la gente más interesante de la ciudad, los felices años veinte etc. En junio de 1930 sufrió su primera caída depresiva (seguían siendo un matrimonio despilfarrador que se había trasladado a vivir a la costa mediterránea de Francia); más adelante, le diagnosticaron esquizofrenia y la relación con su marido se deterioró,  a ello contribuyó la crisis del 29 y los problemas creativos ahogados en alcohol. Pero lo peor estaba por llegar: habían representado una época de felicidad y desenfreno antes de la “Gran Depresión”, el mundo de los años treinta sumergido en esa crisis imponía sus propios peajes y la literatura de Francis cayó en desgracia.  Debió ser horrible: multitud de problemas económicos (tenían una hija), discusiones y peleas, infidelidades, celos y separación. Zelda Sayre Fitzgerald murió a la edad de 47 en un incendio en el psiquiátrico Highland Mental Hospital en Asheville, Carolina del Norte. En vida publicó una novela autobiográfica, “Save Me the Waltz”. Francis Scott Fitzgerald alcoholizado, sufrió a finales de 1940 dos ataques cardiacos. El segundo le provocó la muerte el 21 de diciembre de 1940 en Hollywood donde malvivía trabajando para la industria del cine. Ambos están enterrados en el Cementerio de Saint Mary, en Rockville, Maryland.

abril 19, 2009. Mujeres que me gustan, Rumpelstilzchen. 6 comentarios.

Doña Juana

doajuanaprincesadeportuum21

La primera vez que contemplé un retrato de Doña Juana fue en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, un cuadro pintado por Alonso Sánchez Coello donde Doña Juana aparecía en todo su esplendor y majestad. Su belleza picó mi curiosidad y no hubo que escarbar mucho para descubrir que nació prácticamente enfrente de mi oficina: en el edificio que habría de convertirse en El Monasterio o Convento (lo he visto escrito de las dos maneras) de Las Descalzas Reales. En 1535 (año de su nacimiento) el edificio todavía era un palacio, se convirtió en Convento en torno a 1561 (lo fundó la propia Juana) una vez que su hermano y rey de Las Españas Felipe II estableciese la corte en Madrid. Aunque su aspecto por fuera es más bien tosco y pobretón, Las Descalzas fue un lugar ideado como destino de retiro para la realeza; que ironía a pocos metros está “Cortilandia” y todo el barullo de la calle Arenal, Callao y alrededores. Doña Juana fue la última hija de Carlos V y de la emperatriz Isabel. Se casó con el príncipe Juan de Portugal y de aquel matrimonio nació  Don Sebastián rey de Portugal muerto, no sin misterio, en Alcazarquivir. Se dice que fue una mujer dura, adusta y muy hermosa, el cuadro de Alonso Sánchez Coello es exactamente la representación de esas características. Su sepulcro, obra de Pompeo Leoni, se encuentra en el oratorio al lado del altar mayor del Convento.

febrero 25, 2009. Mujeres que me gustan. 6 comentarios.