Faster, harder, louder…

iqx3io

Hasta hace no muchos años llevar elásticos y greñas era como poco síntoma de una flagrante falta de buen gusto. Hoy es ese mismo buen gusto el que ha raptado, por poner un ejemplo, a AC/DC, aunque su inclusión en esa etiqueta sea discutible, pero ese es otro tema.

El afamado grupo australiano, antes patrimonio de los seguidores del Heavy Metal, es hoy un producto exclusivo para uso y disfrute de las grandes audiencias. Dentro del contexto, claro está, de nuestro país. Una situación análoga fue la que vivimos con otros grandes como Led Zeppelin o Black Sabbath, cuya música se usa para publicitar reality shows, o incluso Motorhead, cuyo logo adorna las camisetas más trendy.

Los años 90 con la explosión grunge e indie vino a dignificar un poco la situación de los heavys, que podían “camuflar” sus intereses reales, si no mutar directamente, en la nueva indumentaria, donde la greña y el desaliño eran preceptivos.
Esta misma mañana me he topado con un extenso artículo que lleva por subtitulo “Algunas consideraciones (favorables) acerca del Heavy Metal” en Zut magazine, que rescata el valor en si de este genero, adorado por muchos y abominado por tantos otros. Echen un vistazo.

Articulo “La musica y las fieras”

Anuncios

febrero 13, 2009. Etiquetas: , . Anti D.

4 comentarios

  1. Preste Juan replied:

    Gracias doy a los dioses del metal por haberte decidido a abrir esta categoría. Realmente bien escrito el artículo pero creo que se fija demasiado en aspectos formales. Hay una razón escasamente desarrollada en el artículo que tiene a mi entender un peso determinante en el rechazo que causa el Heavy: la cuestión social e ideológica, el Heavy se percibe como cutre por el buen burgués porque tiene una filiación proletaria, obrera, es decir es un problema de clase. Por eso creo que es difícil que los que no han tomado contacto con su estética a edades tempranas puedan disfrutarla o aprecirla con naturalidad.

  2. Anti D replied:

    Fotocopié el artículo porque sabía que te iba a gustar y a interesar, pero siendo fiel a los principios de nos movieron a crear este espacio he decidido colgarlo.
    La cuestión que mencionas es muy significativa. Mi aproximación inicial al género que nos ocupa demandaba una mayor significación ideológica en ese sentido, que fuese más explícita, pero no escontrar ese rasgo diferencial hizo que me fuese alejando progresivamente de él y buscarlo por otro lado.
    Me alegra saber que te ha gustado.

  3. Ramón replied:

    Imprimiéndolo ahora mismo,

    Yo no he llevado camisetas heavy de crio ni tampoco de adolescente. Mi experiencia desde crío con el ‘movimiento’ era escuchar a Barón Rojo tocar en la radio sus temas, que alguno me gustaba pero tampoco no me llegaban demasiado.

    Puede ser un problema de clase como bien dices, pero creo que la gran sombra del heavy es el punk. Comparado con él es mucho menos innovador y en España durante los 80 mientras los heavys se fascinaban con sus fantasías metálicas los movimientos más de izquierda apostaban por el punk como cauce de expresión -sobre todo en el País Vasco-. No deja de ser significativo que la única vez que los Clash actuaron en España fuese en San Sebastián y dedicasen su concierto a los jornaleros andaluces en huelga. Mientras eso sucedía Iron Maiden y compañía arrasaban haciendo el payaso en macroconciertos, imitando a los dinosaurios a los que el punk y el pospunk tanto repudiaban.

    En los 90 comencé a escucar más rock duro, y también alguna cosa de metal -aquel disco tuyo de Manowar me encantaba por lo salvaje que era-. Fue entonces cuando me agencié con algún disco de Metallica y me comenzaron a interesar Anthrax por su heterodoxia. Eran los años en los que haciamos escapadas a La Hora Americana antes de buscar chicas por la noche en La Estrella.

  4. Preste Juan replied:

    Por supuesto los heavies nunca han tenido conciencia política clara, ni nada parecido, es un movimiento de lo más pueril, sólo constato por qué causa rechazo burgués y eso sí que es así (y hablo del heavy con mayúsculas, no de rock duro a la americana, glam dulzón o AOR) Lo del punk tiene su miga porque pese al compromiso de los ejemplos que pones hay que tener en cuenta que es un movimieto creado en parte por diseñadores de moda, y percibido como cool por estos, que no dudan en abominar del heavy por cutre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: